Nuestro Honduras

Los estridentes sonidos de los loros y guacamayos, de plumaje multicolor, nos conducen a través de la espesa vegetación al claro donde surge uno de los más bellos e interesantes sitios arqueológicos en América Central, Copán, cuyas ruinas, conservadas de forma extraordinaria, revela la grandeza de la civilización Maya que gobernó sobre estas tierras en los siglos pasados.

La arqueología es sólo una de las muchas riquezas de Honduras.

Encantadoras islas, antaño refugio de piratas, ideales para quienes buscan un paisaje de ensueño con un mar turquesa, playas de arena blanca y palmeras. Desde las más populares como Roatán a las más recónditas y desconocidas como Cayos Cochinos.

Entre el verde esmeralda de los bosques y colinas del interior del país destacan los pequeños pueblos, con sus iglesias barrocas y los habitantes de las tribus Lenca, que aún viven como hace tiempo, creando maravillosos objetos de cerámica.

Y además, pueblos coloniales como Comayagua, donde en la Catedral está el reloj americano más antiguo, parques nacionales como Punta Sal, accesible sólo por barco, o Pico Bonito, donde te puedes refrescar en sus puras aguas muy abundantes aquí.

Estamos seguros que las bellezas de Honduras permanecerán en tu retina y sobre todo en tu corazón durante mucho tiempo.

Solicitar información